5 may. 2017

#Hipismo | El Kentucky Derby tiene un entrenador que fue secuestrado y un caballo huérfano

Antonio Sano y Gunnevera / Foto
C.M. GUERRERO / TNS
El entrenador Antonio Sano nunca se imaginó estar aquí. Escapó de Venezuela después de haber sido secuestrado en dos ocasiones.  
Lo mismo puede decirse de un robusto potro que se convirtió en huérfano poco después de su nacimiento después de que su mamá falleció. 
A pesar de todo esto, los dos estarán en el Derby de Kentucky, buscando la manera de lograr su sueño este sábado. 

 Sano encontró al potro y lo compró por $16,000, lo que son centavos en la industria del hipismo.
Pero la historia comenzó años antes de eso.  

Sano logró tener una buena reputación como entrenador en Venezuela. Compró su primer caballo en 1988 y 11 años después, ya había ganado 3,338 carreras y es el entrenador que más carreras ha conquistado en ese país.  

Pero la vida es dura en Venezuela. Y la ya llamada “mafia de los caballos” son conocidos por secuestrar a jinetes y en un caso hasta drogaron a un caballo favorito, con tal de alterar el resultado de la pelea.  

Río Negro, un favorito para ganar el Army Day Derby, recibió una inyección con una dosis casi fatal de cortisona, que afectó el desempeño del caballo y permitió ganar más dinero a aquellos que sabían de la inyección.

De acuerdo al Observatorio de Violencia de Venezuela, existen más de 40 secuestros en el país, algunos hechos por la misma policía. 

La primera vez, Sano fue víctima de un “secuestro express”, donde la víctima es manejada por toda la ciudad para vaciar sus cuentas de bancos en los cajeros automáticos.
Estuvo secuestrado por un par de horas. 

Pero el 23 de julio de 2009, cuatro hombres armados bajaron de un SUV en frente de su casa a las 5:30 a.m. Lo metieron al vehículo y huyeron a toda velocidad. 

Lo privaron de su libertad por 36 días, muchos de esos los pasó en un cuarto sin ventanas, sin excusado y agua.    

La esposa de Sano, María Christina, juntó todo el dnero posible, vendió todo y llamó a sus parientes, dueños de caballos, entrenadores, y jinetes.

Sano perdió 40 libras de peso mientras estaba en cautiverio y fue hospitalizado por 10 días después que lo soltaron.  

Sano nunca habló de lo que pagó para ser liberado pero algunos colegas dicen que pagó alrededor de 700,000 bolívares, como $70,000.

El secuestro es “muy común”, dijo Sano en una entrevista. “Pero no quiero hablar de eso, para mí, es una historia muy difícil”.

“Hay muchos problemas en Venezuela. Es muy peligroso ahora. El ver que esto pasa en el país, es triste para nosotros. No regresaré”.

Sano, ahora de 54 años, nunca volvió a competir en Venezuela. María Christina, una profesora de ingeniería, le dijo que era tiempo para mudarse. Inicialmente viajaron a Italia, de donde inmigró su familia, pero la industria del hipismo no es buena en ese país. 

Luego viajaron a Florida. 
Metió a su primer caballo en Gulsftream el 3 de abril de 2010 y obtuvo su primer triunfo. 
Su establo ha criado a más de 50 caballos, uno de ellos llamado Gunnevera, nombrado por su copropietario Jaime Díaz Mengotti en honor a una ciudad pequeña en España.

El potro huérfano
Pam y Jim Robinson, dueños de Brandywine Farm en Paris, Ky., querían saber más cuando supieron que Dialed In, un ganador del Florida Derby, iba a estar muy a su ciudad.   

Compraron dos derechos de crianza, otorgándole a Unbridled Rage, uno de ellos. 
“Dio a luz a un potro fuerte”, dijo Pam Robinson sobre Unbridled Rage. “Pero tuvo una hemorragia poco después de dar a luz. Mantuvimos bajo control la hemorragia por tres días. Estaba completamente normal”.

“Pero el potro tenía solo 10 días, y Rage murió de un ataque al corazón o una aneurisma”.
Los trabajadores en Brandywine cuidó al potro por 24 horas, dándole de comer cada hora, pero el tener a humanos cuidando a un potro no es la mejor opción. 

Los potros huérfanos terminan muchas veces con problemas de comportamiento. Es por eso que muchos traen a potrancas adoptivas, de acuerdo a Camie Heleski, una experta en comportamiento de caballos.  

La práctica controversial de potrancas adoptivas consiste en tenerlas constantemente embarazadas para que su leche esté disponible a los potros de pura sangre que son huérfanos. 
Es ahí donde llegó Jenny, un yegua pinta.   

“El caballo necesita ser mantenido como un caballo, no un humano”, expresó Robinson.  
El potro fue vendido por unos $16,000 en septiembre de 2015.  
“Sabíamos que era un buen caballo, un buen potro de un año”, dijo Robinson. “Fue casí el último caballo en venderse. Basicamente, ya no había nadie”.

Pero Sano estaba ahí.

“Fue un gran día”, dijo Sano. “Fue una gran oferta”.
Gunnevera corrió su primera carrera el 10 de junio en Gulfstream. Terminó como segundo y ganó su primera carrera en su tercer intento. Conquistó el Saratoga Special, en su próxima carrera. Terminó en quinto en Breeder’s Futurity Stakes en Keeneland, un preparativo para el Kentucky Derby.  
Luego mejoró en el Delta Downs Jackpot, una carrera ganada el año pasado por Exaggerator, ganador del Preakness del año pasado.  Terminó segundo en Holy Bull, ganó el Fountain of Youth y luego finalizó en tercer puesto en el Derby de Florida.   

Su velocidad tardía lo convierten en uno de los potros más populares en el Derby de 1 ¼ de milla de distancia.  

Robinson no planea ir a la carrera.

“No hemos sido invitados”, dijo Robinson. “Lo veremos en una pantalla gigante. Tenemos esperanzas de que estaremos saltando de felicidad al final”.  
Sano estará viendo desde los asientos del dueño en Churchill Downs.  
“Es la primera vez en mi vida que tendré un caballo en el Kentucky Derby”, dijo Sano. “Es muy emocional. Es la meta de todos”.


Crédito:  Por John Cherwa and Kevin BaxterContact Reporters
www.hoylosangeles.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siéntase libre de dejar su comentario sin embargo los comentarios son moderados antes de aparecer en el blog.

Los comentarios que aparezcan como "Anónimo". serán eliminados sin excepción, si es posible no comentar como este último, abajo de la caja de comentarios pueden elegir la forma. La última opción es la de NOMBRE/URL, la recomendada.

¡Muchas gracias!